sábado, 6 de febrero de 2016

SAN VALENTIN

San Va-lentin

¿Qué sucede cuando la persona que amas con todo el corazón, te promete y jura algo que tu deseas se cumpla al pie de la letra y de pronto… te das cuenta de que solo eran palabras? Solo palabras vacías y sin sabor a nada. El agua es una de ellas y me da nauseas, del mismo modo causan las palabras ese odioso efecto en mí; asco y decepción.

San Valentín es la fecha perfecta para sembrar las semillas de las promesas y juramentos de amor eterna, aquellas como;  “Prometo amarte el resto de mi vida Justina, porque mi siempre es para siempre” Gente, enserio, si de verdad aman a alguien, no realicen promesas, no es necesario decir que serás el hombre perfecto para ella, basta con que ella lo vea y diga que es así, las palabras pueden ser nuestros mejores amigos pero de un momento a otro pueden transformarse en unos crueles enemigos , sobre todo para la persona afectada en cuestión, porque si no cumpliste esa promesa, el karma vendrá por ti.

Vale, vamos al grano.
¿Cómo celebras el día de san Valentín? (¿Quién es Valentín?, hablaremos de eso otro día)

Le compras flores y chocolates pero la pobre mujer es alérgica a las petunias y además está a régimen así que optas por algo diferente y te decides por un hermoso oso de peluche (falta de creatividad nivel dios) que viste en una reconocida tienda de regalos para San Valentín, así que decides regalárselo con una tarjeta con tu nombre y un globo que dice “Te Amo”. Si me regalaran eso lo único que atinaría a hacer seria decir gracias y darle un beso mientras que en fondo me preguntaría porque mejor no me dio una gift card (en este momento estoy sufriendo de un ataque de risa, pido mil disculpas).

No todas las mujeres somos iguales, así que sorprendernos implica conocernos muy bien y tener una gran creatividad para no caer en la rutina del regalo en masa o la compra de una docena de lo mismo para todas las que pasen por tu vida. En los distintos trabajos que tuve he podido ver con gran frustración como parejas que llevan más de un año no conocen ni la talla de anillo de su pareja y no saben si tienen los dedos largos o gordos… ¿Ehhh, enserio tienes novia o es un chiste de san Valentín?

Algunas queremos chocolates, otras; una cartera preciosa a juego con una billetera (no diré marcas) otras más cursis o romanticonas, prefieren algo que haya sido elaborado por el ser amado, ya sea una carta, un dibujo o un poema (esto último es demasiado romántico para las románticas y demasiado EWW para las que no lo son) e incluso hay algunas que prefieren solo pasar un buen momento con su pareja con una deliciosa cena en un lugar bonito con una caminata nocturna y besos hasta decir basta. Si quieres unas cuentas sugerencias, depende mucho de tu posibilidad económica o creativa. Pero para mí, basta saber que esa persona me ama y soy importante para él.

San Valentín se me hace un día insulso, no tiene razón de ser, es extremadamente estúpido e innecesario y todos los adjetivos que vayan por el mismo rumbo. ¿Por qué? Porque al menos YO no necesito un día que nos obligue a decir “Te amo”, a cenar con mi pareja, a escribirle una carta de amor o que me cante una balada ridícula y romántica mientras me mira y yo rehuyó la mirada porque no sé cómo explicarle que las canciones románticas no van conmigo por mas enamorada que este. Es simple, eso puede llevarse a cabo los siete días de la semana o una vez al mes. No obligare a mi enamorado, novio o esposo que el 14 de febrero tenga los ahorros listos para gastar y llevarme al hotel al finalizar el día.

Esa es mi protesta en contra del consumismo y la nación… y antes de que siga en plan “vieja aburrida y amargada”, les diré que todos tenemos una diferente opinión así que todos somos libres de disfrutar de ese día a nuestro modo.

Vamos a caminar por la playa, ver la puesta de sol, lanzar piedras al mar, pasear al perro, comer un helado D’Onito, pasear por las tiendas por departamento sin comprar nada, comer chocolates para engordar juntos y escribir palabras de amor en tarjetas que esconderemos en el lugar que menos imaginemos para que algún día cuando menos lo esperemos,  encontremos un “Te amo” escrito para nosotros; de tu para yo.

Que disfruten de ese amado y odiado día con las personas que más aman, y recuerden, menos promesas y más acción, el amor se demuestra todos los días de tu vida y a todas las personas que están alrededor.


Un abrazo.


Cristina H.Q

No hay comentarios:

Publicar un comentario